01 abril 2018

Un regalo muy especial


Hice este estuche para una mujer muy especial y muy valiente, mi compañera Mamen.


Me encantan los cuadraditos, pienso que es el auténtico patchwork, el uso de retales de otras costuras.

Para el interior elegí esta tela tan alegre y que tan bien le va.


Le hice estos bordados con la máquina de coser, me encantó el resultado.




Tengo que deciros que le encantó y me dijo que no la iba a usar como estuche porque le daba pena que se manchara. Seguro que le encuentra cualquier otra utilidad.

6 comentarios:

Ligia dijo...

Está monísimo el neceser de cuadrados, Charo, y el bordado muy original. Abrazos

CosoQueTeCoso dijo...

Es verdad que el auténtico patchwork es el de cuadraditos y de retales.
Me encanta reconocer tus trabajos por tu colorido.
Los bordados te han quedado preciosos.
Seguro que Mamen lo disfrutará.
Besitos

María Dolores Jiménez Acevedo dijo...

Precioso y colorido Charo, me encanta por fuera y por dentro, esos bordaditos le han dado un toque precioso. Un beso grande

Paqui Galán dijo...

Monísimo!!! Seguro que a tu amiga le ha encantado.
A mi los cuadraditos también me gustan mucho y además van genial para aprovechar, nuestros trocitos de tela.
Feliz semana ... Besos, Paqui :)

Edurne dijo...

Te ha quedado muy colorido y divertido.
Bss

Cidiana dijo...

Que monisimo te ha quedado ! Un gran trabajo y la demostración de que con cuatro retalitos y mucho gusto se consigue un gran trabajo
Besos